Baila la Chola, mujeres murguistas al frente

Era una noche fresca la del 9 de marzo cuando curiosos, amigos y familiares se acercaron al centro cultural El Transformador de Haedo Norte para escuchar a la murga argentina de estilo uruguayo Baila la Chola.  Su show a la gorra, “Se picó”, indaga la idea del progreso, en el marco del cierre de su gira carnavalera. Este conjunto de veinte mujeres que intenta dar pelea diaria a la sociedad consumista en pleno auge de la lucha feminista por alcanzar igualdad de derechos, define su actividad como “cantar y parodiar la realidad”, hacer reflexionar y divertir en un show musical-teatral de lenguaje irónico, absurdo y humorístico, que se presentará en el Encuentro Internacional de Murgas de Mujeres y Mujeres Murguistas en Uruguay.

El patio principal de la casona se convirtió en el teatro de la murga femenina, decorado por banderines de colores de distintos tamaños, luces en las esquinas, sillas blancas, un sector buffet de exquisitas pizzas junto con cerveza, fernet y gaseosa para acompañar, y un escenario improvisado con cinco micrófonos que esperaban el canto de las artistas que hace siete años se hacen oír e intervienen ideologías preconcebidas.

Bombos y redoblantes dieron paso a las mujeres que se habían convertido en colonia de abejas que debieron abandonar su colmena para buscar el progreso, la idea central del espectáculo. Las canciones aludían a la actividad diaria y repetida del panal y cuestionaban la infinita necesidad de continuar trabajando para avanzar. No escaparon a las letras la mención de tantos otros términos asociados al progreso hoy como meritocracia, aristocracia, consumismo, religión y  espiritualidad. Ni los rezos, sacrificios, ayunos y tradiciones astrológicas implican certezas a la hora de “avanzar” como manda la sociedad. El consumo indiscriminado, otro de los mantras actuales, tampoco encierra lo esencial de los seres humanos ni garantiza la felicidad.

El ideal de belleza hegemónico también fue blanco de críticas con sus mandatos de conteo diario de calorías, restricción alimenticia y angustias generalizadas después de cada comida para las mujeres. Una de las cholas simuló ser la señora Papa, alabada por el resto de las abejas tal como la sociedad católica alaba al Sumo Pontífice, y expuso la “palabra santa”, ésa que a través de publicidades, figuras reconocidas y redes sociales, consagra el cuerpo perfecto.

Las cholas, irónicas, hablaron además, de la “culpabilidad” de la mujer. Culpable por elegir una vestimenta “incorrecta”, por decidir andar sola por la calle sin ningún hombre que la “proteja”, culpable de lo que le pasa, de recibir piropos o terminar mal.

Las murgueras, que no le escaparon a ningún tema, se hicieron eco asimismo de la exigencia de aborto legal. En defensa de las vidas femeninas que ya se perdieron y en acompañamiento de las que continúan militando por el derecho a elegir, la murga gritó “en la calle te encontramos” y arrancó un aplauso del público que terminó por cantar “Aborto legal en el hospital”.

Un canto a la libertad contra las cadenas que oprimen a las mujeres en particular, y a toda la sociedad en general, para dar lugar a un progreso que cada uno defina. Así podía interpretarse el pedido de las cholas de no abandonar el carnaval, la fuente de la alegría y la expresión, porque “algo se picó, como el vino viejo, el progreso se agotó (…) La felicidad de hacer murga es lo que nos salva”.

Una vez terminado el show, una de las integrantes de este grupo formado en 2012, declaró en exclusiva a Novedades del Oeste: “Buscamos transmitir un mensaje que a nosotras nos interpela. Nos pasan un montón de cosas en lo cotidiano, en el sistema patriarcal en el que vivimos junto con la crisis social y económica, y tratamos de bajarlo con ironía, chistes y nuestra forma de decir las cosas que es a través de murga, música y canciones que nos gustan y así vamos construyendo entre todas”.

Por lo pronto, la gira carnavalera local de Baila la Chola terminó con “Se picó” en El Transformador de Haedo. La República Oriental las espera hoy, 16 de marzo, en el Primer Encuentro Internacional de Murgas de Mujeres y Mujeres Murguistas, en Montevideo. Las mujeres, históricamente alejadas del primer plano murguero, se hacen ahora el espacio para cuestionar la realidad y conformar una alternativa también en este género popular.

https://www.facebook.com/pg/Murga-Baila-la-Chola-1442946869282519/about/?ref=page_internal

Luciana Prachas

Especial para Novedades del Oeste

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here