El rock social y político de Jauretche

Tras un año sin presentaciones, Jauretche retomó el escenario con un show efervescente y con gran adhesión del público en La Cúpula Bar, San Justo. Las canciones llenas de energía y una interesante base instrumental generaron cercanía con la audiencia. En honor al escritor que llevan en su nombre, las letras de la banda atravesaron diferentes temas, sobre todo políticos y hechos sociales recientes de gran envergadura. Con dos discos publicados, uno nuevo en pre producción y una próxima presentación, la banda oriunda del Oeste comenzó su año musical en el corazón de La Matanza.

Cerca de las 23hs del viernes 24 de mayo, La Cúpula Bar, ubicado en Juan Domingo Perón al 2700 en San Justo, recibió a un gran número de espectadores, que a pesar del frío otoñal,  no dudaron en reunirse para disfrutar del rock. El público, de edades diversas, ocupó el gran espacio acústico, preparado material y musicalmente. Las paredes decoradas con banderas de las tres bandas protagonistas de la noche hacían del lugar un mural de expresión rockera.

Después de la performance de “Otra vida”, los ocho integrantes de Jauretche se hicieron del escenario. Detrás de ellos, la luz roja de un ojo envuelto en brazos buscaba la mirada de todos los presentes. Tocaron “Al vuelo”, canción inicial de su primer disco “Mortales Escabeche”. Este tema fue seguido de “Reverdeciendo”, del segundo disco “El valor de lo invisible”, con buenos alargues musicales y la potencia vocal del cantante.

“Buenas noches gente, muchísimas gracias por estar acá. Fuerte el aplauso sólo para ustedes loco, muchas gracias. Hace un año que no estamos arriba del escenario. Lo que se siente estar acá…Re contentos, muchas gracias. Somos Jauretche, para el que nos conoce y el que no nos conoce, gracias por venir y a la familia de siempre. Una banda nueva, con el mismo nombre…”, expresó cálidamente el cantante de la banda, Matías Hernández, antes de dar continuidad al show.

Los Jauretche interpretaron 12 canciones de su primer y segundo disco. Los temas finales reunieron una serie de críticas al gobierno actual y a la seguidilla de casos de asesinatos en manos de las fuerzas de seguridad. Las letras variaron de temáticas y ritmos bajo la voz de Matías Hernández, las guitarras de Esteban Mascherpa y Cristian Correa, el bajo con la energía de Juan Figueroa, la percusión y los coros de Roger Villafane, la magia del baterista, Alejandro Nosenzo, el saxo de Juan José Iula y la trompeta de Leo Longhi.

En la puesta escénica un dinámico juego de luces dio color delante y detrás del escenario. El sonido era bueno en general con amplia claridad acústica de los instrumentos, a pesar de unos leves problemas técnicos que fueron solucionados rápidamente. El público acompañó animadamente cada canción. “La Yerra” y “El agite”, ambas del segundo disco, fueron las que más movilizaron a la gente.

Una de las últimas canciones fue compartida con dos invitados, Chispa y Martín, y comenzó con un mensaje del cantante: “Que no quede impune la muerte de los cuatro pibes en San miguel de monte. Basta de gatillo fácil, hijos de puta”.  La audiencia adhirió al pedido de justicia. El siguiente tema, “Pueblo bang bang”, donde además los instrumentos sonaron al ritmo de la canción repetida en canchas y distintos ámbitos públicos, mencionó directamente al presidente de La Nación, Mauricio Macri.

Para dar fin al show, el cantante anunció dos noticias: “En junio, después de años de esfuerzo de mucha gente que ya no está acá arriba pero está ahí abajo haciendo el aguante, vamos a estar sonando en la Radio Mega por primera vez y el 27 de Julio, vamos a estar de nuevo tocando en ‘El Camino’, muchas gracias a todos y basta de gatillo fácil”, finalizó Hernández, seguido de una gran ovación.

Pensamiento hecho música

“Nos llamamos Jauretche un poco por la ideología o el pensamiento social que tenía el escritor Arturo Jauretche, si bien no somos una banda totalmente política porque todas las canciones no hablan de política, tenemos ese perfil de interesarnos o tener la empatía de lo que le pasa al otro, y más en estos momentos donde el país está mal”, explicó el cantante, Matías Hernández a Novedades del Oeste.

Si bien la banda admite no contener canciones puramente políticas, manifiestan cierta necesidad de hacer públicas sus opiniones al respecto y la música es su canal: “Las canciones hablan un poco de todo, el amor, la política, la vida, los amigos, el país. No sé si somos bastante políticos pero tenemos un perfil de que no nos callamos lo que pensamos, nos la jugamos, como quien dice”, manifestó Hernández.

El logo, que se encontraba detrás del escenario, es un ojo iluminado de rojo envuelto entre brazos y representa la relación entre sus ideales, el escritor en el que se inspiran y el segundo disco de la banda. Sin embargo, puede tener varias interpretaciones. Por un lado, Hernández describió que “significa la unión, porque tiene varios brazos y es la unión de ciertos ideales, con un ojo en alusión al valor de lo invisible”, mientras que el baterista, Alejandro Nosenzo afirmó que “los brazos están haciendo el esfuerzo para abrir el ojo, significa el intento de hacer abrir los ojos al otro”.

Sus próximos proyectos tienen que ver con la difusión de su música en la Radio Mega 98.3, junto con la pre producción del próximo disco: “Para el ultimo cuatrimestre-ya me parezco al gobierno….- en el último cuatrimestre vamos a retomar con lo que es el disco, del que ya tenemos las canciones y falta que empecemos a laburarlas”, expresó entre risas Hernández.

Además del esperado regreso por parte sus seguidores, la banda se prepara para su próxima presentación el 27 de julio en “El Camino Bar Cultural”, en Lomas del Mirador. Mientras tanto, se los puede encontrar en Spotify, Youtube, Instagram y Facebook para conocerlos más y vibrar al ritmo de Jauretche Rock.

 

Luciana Prachas

Especial para Novedades del Oeste

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here